Cómo aprovechar al máximo ifttt y sus “recetas”

Cómo aprovechar al máximo ifttt y sus “recetas”

http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538987/s/1bf7cd1c/l/0Lbitelia0N0C20A120C0A10Ccomo0Eaprovechar0Eal0Emaximo0Eifttt0Ey0Esus0Erecetas/story01.htm

Pon a Internet a trabajar para ti. Esa es la simple pero poderosa premisa de ifttt (“if this, then that”), un genial servicio que se lanzó a mediados del año pasado y que desde ese entonces está sumando cada vez más adeptos. Les hemos hablado sobre ifttt hace algunos días, pero hoy trataremos más a fondo lo que son sus “recetas” y la mejor forma de sacarle provecho al servicio.¿En qué consiste, básicamente, ifttt? Es un servicio que nos permite crear reglas simples para aplicar a nuestros servicios de internet, o canales. La traducción literal de su nombre es “si sucede esto, haz esto”. Así, podemos automatizar una serie de tareas, algunas tontas, otras no tanto, que, en definitiva, nos simplifican la vida.Las reglas que se crean por los diferentes usuarios pueden ser privadas o públicas. Se llaman “recetas”, o recipes en inglés, y como seguramente adivinaron, cuando las hacemos públicas otras personas las pueden usar para poder mejorar su vida en internet. El “this” dentro del nombre es el catalizador de todo, pues si eso sucede, la acción, representada por el “that”, tendrá lugar. Las tareas suceden cuando conectamos uno de nuestros canales con otro, creando así una receta.Para facilitar la primera experiencia con ifttt, hemos creado una lista con las mejores 10 recetas que tiene el servicio para nosotros. Estas recetas fueron creadas por sus mismos usuarios y son algunas de las más populares. Por supuesto, están bienvenidos a dejar sus sugerencias en los comentarios, con ideas para nuevas recetas.Las 10 mejores recetas de iftttCambio de fotos de perfil: la regla es bastante simple y nos dice: cuando cambia la foto de perfil de Facebook, se actualiza la foto de perfil de Twitter. Así, si queremos cambiar la foto que nos identifica en las redes sociales, podemos hacerlo en bloque.Actualizaciones al correo: obtener todas las actualizaciones de ifttt a mi correo electrónico; una buena forma de no perderse de nada es que nos manden todas las novedades al email. Será algo complicado de ver luego, seguro, pero estará en un solo lugar.Clima: una de las reglas más usadas es, curiosamente, si va a llover mañana, envíame un correo a GMail. Bueno, no se ve como una mala idea y nos ahorra tener que sintonizar con el canal del clima.Amazon: hay diferentes reglas que nos permiten sincronizar nuestra cuenta de Amazon con ifttt. Por ejemplo, podemos recibir alertas cuando se sube un nuevo libro o disco gratuito a las listas de Amazon, así podemos descargarlos rápidamente.Evernote: una de las más interesantes es una regla que nos permite enviar todos los artículos seleccionados o destacados de Google Reader a Evernote, en forma de nota.10 cosas a saber esta mañana: esta regla selecciona 10 noticias de nuestro feed de RSS a elección que luego nos envía al correo electrónico. Es algo mucho más simple y rápido que leer todo, así tendremos un panorama de cómo está el día.Para Community Managers: los CM sabrán que muchas veces agradecerle a todas las personas que nos mencionan puede ser difícil. Con esta regla, cada vez que nos mencionen podemos enviar automáticamente un mensaje de agradecimiento.Facebook + Dropbox: esta regla nos permite sincronizar nuestras cuentas de Facebook y Dropbox para que, cada vez que subamos una imagen nueva a Facebook, se almacene como back up una copia en nuestra carpeta de Dropbox.Foursquare + Google: ¿quieres tener un recuento pormenorizado de todas las cosas que haces en el día? Una buena forma de hacerlo es rastreando dónde has estado. Y con esta regla, puedes enviar todos tus check-ins de Foursquare a tu Google Calendar.Flickr + Tumblr: los que son usuarios de Tumblr sabrán que encontraremos muchas fotografías. Si somos de subir contenido original, algo que no siempre sucede, podemos enviar nuestras fotografías de Flickr a Tumblr, usando la etiqueta correspondiente.

ifttt: que Internet trabaje por ti

Un servicio que llevo algún tiempo queriendo probar desde que leí algo sobre él (¿en lifehacker tal vez?)

Bitelia

vía ifttt: que Internet trabaje por ti.

Desde hace unos pocos meses tenemos a nuestra disposición en la red un nuevo servicio que está ganando fama y utilización a pasos agigantados, se trata de ifttt o If this then that. Bajo esta extraña nomenclatura se propone un paquete de herramientas que obedecen a la premisa “si ocurre esto entonces haz aquello” aplicado a servicios y redes en Internet.Pensémoslo un poco, la verdad es que nuestra vida digital es cada vez más compleja, y la proliferación de servicios hacen que sea muy difícil mantener todos ellos al día. Para eso ifttt cumple una buena función, por ejemplo queremos que nuestra imagen en Twitter se modifique si lo hace la de Facebook, o deseamos que se publique un tweet cada vez que publiquemos en Google+. Para cada uno de estos casos existe una “receta” adecuada, como han dado en llamar a estos procesos automatizados.Pero también podemos poner la información proveniente de la red a nuestro servicio de manera automática, sin intervención necesaria para cada ocasión puntual. Ponemos un ejemplo: que se nos envíe un correo electrónico cada vez que se añada un nuevo ebook gratuito al top 100 de Kindle. Uno aún más rebuscado: que se me envíe un email si mañana va a llover.

Incluso hay acciones contempladas para sustituir la acción humana por completo, por ejemplo que se agradezca automáticamente en Twitter a la persona que nos acaba de hacer un retweet. En todos estos casos mencionados la búsqueda automatizada del suceso desencadenante se produce cada 15 minutos.Es cierto, muchos de estos avisos o acciones se podrían manejar de manera individual a través de complementos específicos, pero lo bueno, lo grandioso de ifttt es que todo está en un solo lugar con una base de “recetas” que crece por días y que actualmente comprende unas 1.500 posibilidades. Pero si no encontramos la que buscamos no os preocupéis, porque ifttt también permite crear tareas propias, privadas o para compartir, de una manera muy gráfica.En definitiva, se trata de un servicio al que seguir el rastro a partir de ahora, si no lo conocíamos ya, pues puede ser uno de los triunfadores de este año, no en vano acaba de conseguir un millón y medio de dólares para seguir creciendo.

Path, la red social que te limita a 150 amigos [Veredicto: llega la intimidad social]

Path.com, Facebook and Privacy

Path, la red social que te limita a 150 amigos [Veredicto: llega la intimidad social]

http://feedproxy.google.com/~r/es/gizmodo/~3/tUqVMsAjwIE/story01.htm

Red social ma non troppo. Comunicar tus andanzas con una hibridación de las soluciones que proporcionan distintas redes (geolocalización, fotografía, estados de humor, comentarios…) pero sin que necesariamente termine enterándose alguien en la otra punta del planeta. Compartir pero no difundir sin límites ni control. Es la propuesta de Path (traducible por sendero, camino, ruta…) una red social que no es una recién llegada precisamente (comenzó a funcionar en noviembre de 2010 y que limitaba a 50 el número de miembros con los que podías relacionarte. Ahora lo han ampliado a 150 y la idea es que admitas en tu círculo a quienes realmente te importan y con quienes realmente quieres compartir un momento, un pensamiento, una foto, un lugar. Combina el voyeurismo de Facebook con la intimidad visual de Instagram, la inmediatez de Twitter y la exclusividad de la barbacoa que organizas en el patio trasero de casa con tus mejores amigos. Eso es Path. Los miembros de esta peculiar red social no necesitan el trasunto de los 15 minutos de fama de que hablaba Andy Warhol, no necesitan comunicar urbi et orbi lo que están haciendo sino tan sólo transmitirlo a un reducido grupo de amigos y sólo a ellos. Inicialmente la idea no se puede decir que gozase de mucho éxito, durante un año ha pasado bastante desapercibido, pero en noviembre de 2011 en Path decidieron ampliar ese exclusivo club a 150 miembros y a partir de ahí esta red social ha comenzado a ver crecer sus miembros… en fin, ya me entendéis. Cada usuario puede ahora relacionarse con hasta 150 usuarios en una lista de amigos dinámica que, evidentemente, puedes ir modificando para dar de baja a algunos o añadir otros, pero siempre dentro de ese margen de centenar y medio de amigos de Path, que probablemente equivaldrán cada uno a una docena de amigos de Facebook. Algo curioso de Path

es que te permite incluir emoticonos en los comentarios de los usuarios que actúan como el “Me gusta” o el “+1″ de Facebook o Google+ con la diferencia de que esta expresión gráfica de un estado emocional puede expresar tristeza de manera que no tendrás esa lucha interna de otorgar un “me gusta” a una mala noticia comunicada por un amigo para expresar tu solidaridad en el sufrimiento. Quizá lo mejor de Path es esa sensación de auténtica intimidad, de que lo que publicas no está en un escaparate expuesto ante la vista de cualquiera sino que estás compartiéndolo sólo con personas con quienes compartes un importante vínculo. Si Facebook y otras redes sociales tienen un permanente caballo de batalla con el respeto a la intimidad de las publicaciones de sus miembros en Path parecen haber optado por una vía quizá más simple: en lugar de limitar o controlar quién de tus contactos puede acceder a según qué información tuya sencillamente limita el número de miembros con quienes interactúas. Aunque, como siempre en estos casos, si no quieres que algo se sepa no lo publiques en Internet. Un factor que algunos analistas apuntan como decisivo a la hora de esa eclosión en estas Navidades de Path tiene que ver precisamente con esta limitación de la difusión de contenidos. En fechas tan señaladas y familiares muchos usuarios de redes sociales quieren compartir fotografías o palabras de momentos familiares pero no desean que todo el mundo pueda acceder a los mismos por lo que una solución como Path resulta perfecta. ─[Path]